bosque

La industria del envase de cartón reduce su huella de carbono

en Asociados/El sector por

El envase de cartón es un aliado en la lucha contra el cambio climático. Así lo demuestra el informe sobre la Huella de Carbono en envase y embalaje elaborado por Pro Cartón para 2019, que revela que esta industria no solo está reduciendo sus emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera desde la publicación del anterior informe en 2015 (desde entonces se ha reducido en un nueve por ciento), sino que su huella de carbono es muy baja, de 326 kg de CO2 por cada tonelada de cartón transformado. Este dato confirma que el impacto ambiental del packaging de cartón es más bajo que el de otros materiales.

Estos resultados, junto a las características de biodegradabilidad y reciclabilidad del papel y el cartón, están haciendo que cada vez más empresas apuesten por envases de estos materiales. “El cartón se está utilizando en un número creciente de aplicaciones para envase y embalaje, aunque el cambio es más lento de lo que todos quisiéramos”, afirma Tony Hitchin, director general de Pro Carton.

La huella de carbono del envase de cartón se ha calculado de acuerdo al marco de la Confederación Europea de la Industria del Papel (CEPI) y las directrices de la Confederación de Manipulados de Papel y Cartón de la Unión Europea (CITPA) para calcular la huella de carbono en productos de papel. Tal como recomiendan estos documentos, el valor que se calcula es el impacto de carbono total a lo largo de toda la vida de un envase de cartón. Para ello se consideran las emisiones y absorciones de gases de efecto invernadero de origen fósil y biogéico y las emisiones procedentes del cambio directo del uso de suelo. También se calcula el carbono que almacena el producto cuando sale por primera vez al mercado.

Además, el informe recuerda que todos los envases de cartón tienen características positivas únicas: están elaborados con una materia prima renovable; los bosques de los que procede esta materia prima tienen la capacidad de absorber CO2 y cuando se reciclan productos de papel y cartón se retrasa la vuelta a la atmósfera de ese CO2.

El informe también hace hincapié en las elevadas tasas de recuperación y reciclaje de papel y cartón en Europa, que según sus estimaciones alcanza el 91 por ciento. El nueve por ciento restante se destina a la recuperación de energía (cinco por ciento) y a vertederos (cuatro por ciento).

Los asociados de Aspack que estéis interesados en leer el informe completo podéis solicitárnoslo en aspack@aspack.es.

Fuente de la noticia: ProCarton.