pasillo supermercado

El sector del envase de cartón trabaja al 90 por ciento de su capacidad durante la crisis de la Covid-19

en El sector por

El sábado 14 de marzo marcó un antes y un después en la vida tal y como la conocemos. Ese día el Gobierno anunció que iba a decretar el estado de alarma para hacer frente a la crisis sanitaria derivada de la expansión del coronavirus en España, lo que significaba que la población quedaría confiada en sus domicilios –a excepción de la gente que tuviera que trabajar y no pudiera hacerlo desde casa– para reducir el número de contagios y evitar el colapso del sistema sanitario.

Las dimensiones de la crisis sanitaria se han ido midiendo día a día, pero no ocurre lo mismo con la crisis económica derivada de esta situación, con previsiones de organismos nacionales e internacionales que dibujan diferentes escenarios en función de cómo se lleve a cabo la vuelta a la normalidad, o a la nueva normalidad en la que tendremos que convivir con las medidas de contención del virus.

El sector del envase de cartón no es ajeno a esta nueva realidad y, de hecho, el 73 por ciento de las empresas que pertenecen a ASPACK se están viendo afectadas por la crisis del coronavirus, aunque en líneas generales el sector está trabajando al 90 por ciento de su capacidad, aupado especialmente por la industria de la alimentación y la farmacia. Son datos de la encuesta realizada por ASPACK entre sus asociados entre el 1 y el 17 de abril, periodo en el que se incluye la mayor parte del tiempo de hibernación económica –del 29 de marzo al 9 de abril– en el que solo las actividades esenciales siguieron funcionando.

Las consecuencias entre las empresas proceden de tres aspectos fundamentales: el acceso a las materias primas, la producción y la situación de los trabajadores. En lo que se refiere a las materias primas, por el momento solo el 13 por ciento de las empresas tienen afectada la producción por la rotura de la cadena de suministro.

Las industrias de la alimentación, la farmacia, higiene y limpieza están trabajando a pleno rendimiento y siete de cada diez empresas de ASPACK han aumentado su producción para estas industrias en un 17 por ciento de media. En el otro lado de la balanza están el resto de industrias, para las que ha disminuido la producción en el 95 por ciento de las empresas. Asimismo, las entregas nacionales para alimentación y farmacia han aumentado, pero las que son para otros sectores han caído otro 95 por ciento, al igual que las exportaciones, que han bajado por encima del 80 por ciento en todos los sectores.

Los empleados del sector también se están viendo afectados en el ámbito personal y laboral por la crisis sanitaria. El 27 por ciento de las empresas tiene trabajadores que han enfermado con Covid-19 y hay empleados en cuarentena o vigilancia domiciliaria en el 59 por ciento de las empresas del sector.

Para evitar la propagación del virus en el entorno de trabajo, el sector ha tomado medidas preventivas: todas las empresas han puesto en marcha protocolos para evitar reuniones y concentraciones de personas, así como de uso de material específico (guantes, mascarillas y batas). También se han tomado medidas de distanciamiento social y medidas higiénicas, con desinfección periódica de las zonas comunes. Además, pese a que el trabajo en las fábricas es eminentemente presencial, más del 80 por ciento de las empresas han instaurado el teletrabajo en aquellos puestos que lo permiten.

Coordinación desde ECMA

La foto fija del sector en Europa es similar. La asociación europea de fabricantes de envases de cartón, ECMA, está llevando a cabo una importante labor de seguimiento a base de reuniones semanales con las asociaciones nacionales desde el inicio de la crisis. El objetivo es monitorizar el sector a nivel europeo y coordinar la respuesta a las necesidades comunes.

El 22 de abril se celebró una videoconferencia con representantes de la industria del envase de cartón de Reino Unido, Italia, Países Bajos, España, Portugal, Austria, Bélgica, Rumanía, Alemania, Francia y Turquía en la que se habló de la situación específica de cada país y las medidas tomadas por los diferentes gobiernos.

En líneas generales, la actividad de la industria del envase de cartón en Europa sigue trabajando a la intensidad habitual para los sectores de la alimentación, la farmacia, la higiene y la limpieza, aunque no ocurre lo mismo con el resto de sectores, cuya actividad ha caído. No se están encontrando grandes problemas de suministro, pero sí se han observado casos de aumento de precios de las materias primas.

En cuanto a las medidas para frenar la covid-19, en países como Alemania e Italia se están empezando a reabrir algunos comercios. Los gobiernos europeos buscan ahora la manera más apropiada para realizar el desconfinamiento de la población y la reapertura de la economía, manteniendo restricciones a las grandes aglomeraciones para evitar nuevos picos de contagio. En esta nueva normalidad que se va a ir implantando poco a poco en Europa y el mundo, la distancia social va a seguir estando presente al menos hasta que se descubra una vacuna efectiva contra el coronavirus.