Datos sector Aspack-2019

La producción de envase de cartón ha crecido más de un 9 por ciento desde 2015

en El sector/Noticias por

El sector del envase de cartón mantiene una tendencia al alza en los últimos años que cristaliza con un crecimiento en la producción del 9,29 por ciento desde 2015. El importe de la cifra de negocio del sector ha crecido el 2,23 por ciento entre 2018 y 2019, superando los 816 millones de euros en 2019. Desde 2015 el aumento de la cifra de negocio ha sido del 12,55 por ciento.

Estos aumentos tanto en la producción como en la cifra de negocio responden a la capacidad del sector de adaptarse a las nuevas tendencias de consumo y a las preferencias de los usuarios finales.

La creciente tendencia de la personalización y las posibilidades que ofrece el envase de cartón en esta materia; así como la de la sostenibilidad, cada vez más valorada y demandada entre los consumidores, sostienen el avance del envase de cartón, que se reivindica como una alternativa alineada con la economía circular y el cuidado del medio ambiente y que ofrece cada vez más facilidades a los clientes en lo que se refiere a la producción de tiradas cortas que permiten que los envases se conviertan en potentes herramientas de marketing para las marcas.

El grado de exportación de las empresas españolas de envase de cartón y su importe también han crecido desde 2015, pasando del 17,55 de 2015 al 20,52 por ciento de 2019. El importe de las exportaciones ha aumentado más del 30 por ciento, llegando a suponer en 2019 más de 167 millones de euros.

El número de empresas se ha mantenido bastante estable en este periodo, cayendo de 91 a 88 como consecuencia de la concentración empresarial. El número de empleados, en cambio, ha aumentado desde los 4.827 que se contabilizaban en 2015 a los 5.125 de 2019, lo que supone un incremento del 6,17 por ciento.

Estas cifras confirman la buena situación del sector del envase de cartón en España, una industria que se ha revelado como esencial durante la crisis sanitaria provocada por la expansión del coronavirus en la que gracias al esfuerzo de las empresas y de sus trabajadores se ha podido garantizar el suministro de productos básicos de alimentación, farmacia, higiene y limpieza. En los meses de mayor impacto de la pandemia, entre marzo y mayo, el sector ha mantenido su producción por encima del 85 por ciento de su capacidad aupado precisamente por la demanda de las industrias esenciales.