pexels-photo-4177709

Los materiales de envases de alimentos no son una fuente de transmisión de COVID-19

en Asociados/El sector/Noticias por

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, el envase de alimento ha sido una gran preocupación por si era posible transmitir la enfermedad. En algún momento, se empezó a hablar sobre el desarrollo de recubrimientos antivirales que evitarían la transmisión por esta vía, pero científicamente no estaba todavía validado.

El 18 de febrero del 2021, la USDA (Ministerio de Agricultura) y la FDA (Food and Drugs Administration) de EE. UU. Emitió una declaración en la que concluía que no hay «evidencia epidemiológica de alimentos o envases de alimentos como fuente de transmisión del SARS-CoV-2 a los humanos». Este es el resultado del seguimiento y revisión de la información disponible a nivel mundial.

Es particularmente importante, explica la FDA, “tener en cuenta que covid-19 es una enfermedad respiratoria que se transmite de persona a persona, a diferencia de los virus gastrointestinales o transmitidos por los alimentos, como el norovirus y la hepatitis A, que a menudo enferman a las personas a través de alimentos contaminados”.

La FDA asegura que “si bien hay relativamente pocos informes de detección del virus en alimentos y envases, la mayoría de los estudios se centran principalmente en la detección de la huella genética del virus más que en la evidencia de la transmisión del virus que resulta en una infección humana. Dado que la cantidad de partículas de virus que teóricamente podrían ser recogidas al tocar una superficie sería muy pequeña y la cantidad necesaria para la infección por inhalación oral sería muy alta, las posibilidades de infección al tocar la superficie de los envases de alimentos o comer alimentos son escasas y considerado extremadamente bajo”.

Las operaciones comerciales de alimentos “continúan produciendo un suministro constante de alimentos seguros siguiendo las Buenas Prácticas de fabricación y los controles preventivos actuales, enfocándose en las buenas prácticas de higiene y manteniendo a los trabajadores seguros”.  Además, “considerando los más de 100 millones de casos de Covid-19, no hemos visto evidencia epidemiológica de alimentos o empaques de alimentos como la fuente de transmisión del SARS-CoV-2 a los humanos”.

El artículo establece que la fabricación de alimentos y envases de alimentos con las Buenas Prácticas de Fabricación vigentes y las buenas prácticas de higiene son suficientes para descartar esta fuente de transmisión.

Artículo extracto de la declaración de la USDA y la FDA de EE.UU.